CIE EXORDIO CERO MAYA LIBRO LIBRE HUATAPERA PROFESOR ESCRITOR
                          












 



 


     

 

 

 

 

 










.

Hit Counter

Modelo de Gestión Intelectual del Conocimiento

 

 

 

La calidad de la educación en este modelo, descansa en  los siguientes pilares:

1.-  Fuerza de trabajo intelectual congruente con las tareas de gestión intelectual.

2.- Tiempo invertido al aprendizaje (número de horas dedicados trabajo intelectual)

3.- Información humanística, científica y tecnológica de la mejor calidad (insumo educativo).

4.- Habilidades en la autogestión del conocimiento (educación sustentable)

5.- Productos intelectuales generados (evidencia de aprendizaje)

6.- La alerta y el uso eficiente de la tecnología (habilidades y visión tecnológica).

7.- Lenguaje profesional incorporado (variable principal de valuación de la calidad educativa)

8.- Socialización asesor-alumno-pares (interacciones a nivel digital y convencional) 

9.- Valuación sistemática  (Valoración de criterios de ocurrencia del aprendizaje)

10.- Soporte tecnológico.

 

 

Definición de Conceptos.

 

1.- Fuerza de trabajo intelectual (FTI).  Esta congruencia entre fuerza de trabajo intelectual (profesores, educadores, académicos, investigadores) y la calidad de las tareas de gestión intelectual del conocimiento, puede plantearse en los siguientes términos de congruencia:

bullet        La FTI identifica cual es la información y cuales son los criterios que sobre ésta, determinan su calidad en función del tipo de sociedad que hoy se gesta.

bullet        FTI, agente promotor de cambio basado en la información: comunicador, líder, emprendedor, promotor, productor de conocimiento, educador, gerente de información, critico propositivo  y ejecutor.

bullet                    Una FTI promotor del uso de la información para: el desarrollo humano, la competitividad, la productividad, la colaboración, la innovación y la educación sustentable.

Educación sustentable: educación de un compromiso real en lo social-cultural, democrático, ambiental, científico, tecnológico  y fundamentalmente en la calidad de vida ciudadana. 

Productividad: aptitud  y efecto de la innovación que generan productos con anhelos incrementales de  calidad.

Competitividad:  liderazgo basado en el uso eficiente de la información.

Colaboración: interacción de compromisos y resultados.

Innovación: producto del trabajo impulsado por el conocimiento.

Desarrollo humano: evolución que depende fundamentalmente de la capacidad de aprendizaje y gestión de conocimientos. 

2.- Tiempo invertido al aprendizaje (número de horas dedicadas Trabajo Intelectual).

En los sistemas educativos, tradicionalmente se habla de los días que asisten los alumnos a sus centros de estudio; en México la SEP lo determino en 200 días. Este criterio de calidad basado solo en la asistencia no garantiza de ninguna manera la ocurrencia de aprendizaje. La educación de calidad entre otras muchas cosas, depende del tiempo que un alumno dedica a aprender, y el aprendizaje más efectivo es el basado en el trabajo intelectual. Un alumno llegará a ser, en mucho por el tiempo que invierte y el tipo de trabajo que realiza. La variable tiempo-trabajo intelectual, es un factor de incidencia proporcional a la calidad educativa. En el caso de México, tomando 200 días  al año y 8 horas de trabajo intelectual al día, un alumno de calidad en consecuencia, es en función de 1600 hrs. auditadas de aprendizajes.

3.- Información  humanística, científica y tecnológica de la mejor calidad (insumo educativo).

            En un modelo educativo centrado en los procesos de aprendizaje, la información que el alumno navega y procesa,  a través de tareas intelectuales, determina entre otras cosas su inmersión, profundización y consolidación profesional. (libro verde: vivir y trabajar. Unión Económica  Europea, visión 2050 de la Sociedad de la Información)

4. - Habilidades en la autogestión del conocimiento (educación sustentable).

            La búsqueda, selección, clasificación y procesamiento de la información y su tecnología de navegación; determinan el escenario de autogestión de la información.

La autogestión de la información es una habilidad intelectual. Hoy todos los que saben algo del entorno educativo, reconocen que la educación llamada: permanente, continua o también llamada para toda la vida. Es la tarea de mayor envergadura para los sistemas educativos globales. Esta se justifica en los hechos de transformación social y su dinámica, y es producto de lo revolución científica y tecnológica de nuestro tiempo.

El tipo de educación de la que hablamos y exige nuestro tiempo, hace más énfasis en el cómo gestionar conocimiento y no en el volumen del contenido estudiado. Una persona no puede saberlo todo sobre algún tópico de su profesión, debido al progreso geométrico en la generación de conocimiento y a limitaciones humanas. Entonces una persona decimos que esta preparada en su profesión, cuando es capaz de usar habilidades de gestión de conocimiento, para hacerse del que requiere, en el momento que lo requiere, ya sea dentro o fuera de algún sistema escolarizado. (sistema educativo-hogar-trabajo)

 5.- Productos intelectuales generados (evidencia de aprendizaje)

El sistema educativo mexicano, sufre de imprecisiones conceptuales sobre calidad educativa. Por un lado, algunos sostienen que la infraestructura es el pilar principal de la calidad, otros, que es la preparación de la fuerza de trabajo intelectual (posgrado), y muchos otros, toman relaciones de eficiencia terminal y promedios de exámenes entre otras variables.

“Todo sistema educativo que no pueda demostrar su calidad en función del aprendizaje que éste genera en los alumnos, no puede decirse por ninguna otra variable que tiene calidad”.EOH junio1998  

                           Pero la ciencia, solo considera lo verificable. Para un científico los artículos que pública, son los elementos de trabajo susceptible de verificación de calidad. Para pertenecer o ser miembro del Sistema Nacional de Investigadores, “SNI”; en cualquier categoría o tener el famoso perfil PROMEP, se exigen pruebas de calidad y entre estas, destacan las publicaciones con factor de impacto ISI.

                           De la misma manera como se verifica la calidad en la ciencia,  los servicios educativos deben demostrar a la sociedad su calidad, más que “buscarle mangas al chaleco”; es decir, se debe valuar la variable aprendizaje. Los productos intelectuales son el instrumento susceptible de verificación de la ocurrencia de aprendizaje.  La misión, es determinar, a partir de los productos intelectuales creados en un proceso de aprendizaje, la calidad del servicio educativo.

                           Esto puede medirse con productos intelectuales: se determina, el lenguaje profesional incorporado  por el alumno, la información que procesó, el tiempo que invirtió, su evolución en cuanto a modelos de explicación, formas de pensar y sobre todo constituyen el instrumento de verificación de calidad más directo de la ocurrencia de aprendizaje.

6.- La alerta y el uso eficiente de la tecnología (habilidades y visión tecnológica).

                           El impacto que tiene la tecnología en la educación, la economía, en los modos de producción, la salud, el medioambiente, las comunicaciones, la cultura y la democracia; condiciona la alerta tecnológica. Seguramente esta condición de enfoque perspectivo, será determinante en el futuro cercano. La alerta tecnológica es una, obligación e imperativo para la innovación y el sobrevivir de profesionales, organizaciones y naciones.

                           El enfoque de alerta tecnológica  no es suficiente por sí sólo, el modelar el uso de tecnologías será y es ahora, igualmente necesario  para nuestro desarrollo.

7.- Lenguaje profesional incorporado (variable principal de valuación de la calidad educativa)

                  Un profesional formado o en formación lo determina en primacía el lenguaje profesional incorporado. Finalmente los documentos de certificación profesional, no son los que le permiten al profesional: identificar problemas, proponer soluciones, identificarse con su profesión y similares; decimos que el lenguaje lo es todo  para ser un profesional.

               Instrumentos, tales como: espectros de aprendizaje (base de datos de incorporación de lenguaje profesional), glosarios y tesauros entre los más significativos, apoyados en tecnología digital, determinan, de manera sistemática la evolución del aprendizaje en un modelo educativo centrado en el mismo.      

8.- Socialización asesor-alumno-pares (interacciones a nivel digital y convencional).

               La socialización asociada con la calidad educativa, es una interacción de carácter dialogante de origen intelectual (producto de la lectura-escritura). Además ésta no es democrática sino de naturaleza racional.

                           Las herramientas digitales de procesamiento y comunicación del conocimiento potencia la socialización en un entorno global. Esta característica favorece un tratamiento integral dado que la cuestión cultural y política presente en la supercarretera de la información, permite ampliar y crear soluciones  científicas y técnicas con un sentido más humanista.

9.- Valuación sistemática  (Valoración de criterios de ocurrencia del aprendizaje)  

                           Una institución de educación, que no valora como elemento sustancial de su quehacer, la ocurrencia de aprendizaje debido a sus procesos internos, dista mucho  de la norma ISO 9004 de aseguramiento de la calidad.

10.- Soporte tecnológico.

La tecnología en un modelo educativo centrado en el aprendizaje, es el medio para su instrumentación y operación.  La tecnología debe ser en número suficiente, y en calidad, de actualidad, para poder ser un medio eficaz en la educación. Incorporar tecnología de cómputo y telecomunicaciones con un enfoque profesional y educativo, no solo supone su compra, sino el desarrollo de plataformas lógicas (Software) para su administración correcta.